“Hay una diferencia muy grande entre ‘Ser feliz y buscar ganar dinero’ y ‘buscar ganar dinero para ser feliz’.”

LUNES 23 DE OCTUBRE DEL 2017

EVANGELIO
[Lo que has acumulado, ¿de quién será?]
Del santo Evangelio según San Lucas 12, 13-21

En aquel tiempo, hallándose Jesús en medio de una multitud, un hombre le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia”. Pero Jesús le contestó: “Amigo, ¿quién me ha puesto como juez en la distribución de herencias?” Y dirigiéndose a la multitud, dijo: “Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea”. Después les propuso esta parábola: “Un hombre rico tuvo una gran cosecha y se puso a pensar: ‘¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date a la buena vida’. Pero Dios le dijo: ‘¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?’ Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico en lo que vale ante Dios”. Palabra del Señor.

REFLEXION

El dinero es un tema crítico en toda familia y en nuestras vidas personales… ¡y más cuando lo ligamos a nuestra felicidad!

Hoy Jesús nos ilumina con su Palabra: “Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea”…

¿De qué depende entonces la felicidad del hombre? De Dios, del amor, de nuestra capacidad de admirarnos de lo que sí tenemos y nuestra capacidad de compartir la vida.

Quien sólo comparte dinero… o peor aún, quien no sabe qué compartir porque no tiene dinero, tiene un tesoro muy pobre.

El dinero nos ayuda a tener, casa, vestido, comida, descanso… pero no compra nuestra felicidad. Quién así lo vive, se engaña a sí mismo y pone su vida en manos de quien no lo ama, más bien lo usa.

Por eso, hay una diferencia muy grande entre “ser feliz y buscar ganar dinero” y “buscar ganar dinero para ser feliz”.

El primero está colmado por Dios y lucha junto con Él para salir adelante… el segundo, está vacío de Dios y lucha contra Dios porque no le ha dado lo suficiente para ser feliz.

¿Y tú, con cuál te identificas más hoy?

Dios los colme de su paz,
¡Buen inicio de semana!

Pbro. Héctor M. Pérez V.