“Orar con el Padre nuestro significa reconocer nuestros límites y ponerlos en manos de Dios.”

MIERCOLES 11 DE OCTUBRE DEL 2017

EVANGELIO
[Señor, enséñanos a orar.]
Del santo Evangelio según San Lucas 11, 1-4
Un día, Jesús estaba orando y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos”. Entonces Jesús les dijo: “Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas, puesto que también nosotros perdonamos a todo aquel que nos ofende, y no nos dejes caer en tentación”. Palabra del Señor.

REFLEXION

Tres cosas nos invita Jesús a esperar cuando oramos con el Padre Nuestro: Pan, Perdón y Protección.

Para ello debemos de experimentar: hambre de ser saciados, contrición de haber ofendido y necesidad de ser protegidos. Orar con el Padre nuestro significa reconocer nuestros límites y ponerlos en manos de Dios.

Por eso, antes de orar hoy con el Padre nuestro, podríamos meditar un minuto: ¿De qué tengo hambre hoy? ¿De paz, de fortaleza, de consuelo…? ¿De qué tendría que pedir perdón? … ¿ya perdoné a quien me ofendió? ¿De qué quiero que me proteja? ¿Tengo confianza en Él?

Ahora sí… después de haber meditado, te invito a “orar” con el Padre nuestro.

¡Sea HOY santificado tu Nombre Señor!
Pbro. Héctor M. Pérez V.