LECTIO DIVINA:  Marcos 12,28-34	31 DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

Domingo 4 de Noviembre de 2018

“Amor a Dios es amor al prójimo”

1. TEXTO:

En aquel tiempo uno de los escribas se acercó a Jesús y le preguntó: «¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?» Jesús le contestó: «El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos.» Le dijo el escriba: «Muy bien, Maestro; tienes razón al decir que Él es único y que no hay otro fuera de Él, y amarle con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a si mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios.» Y Jesús, viendo que le había contestado con sensatez, le dijo: «No estás lejos del Reino de Dios.» Y nadie más se atrevía ya a hacerle preguntas.

COMENTARIO DEL TEXTO:

En el evangelio de hoy, los escribas quieren saber la respuesta de Jesús sobre cuál es el primero de todos los mandamientos, debido a que en aquellos tiempos los judíos tenían una gran cantidad de normas, aproximadamente 630, para reglamentar la práctica y observancia de los mandamientos de la Ley de Dios; por lo que Jesús responde no es uno sino dos: “amor a Dios y el amor al prójimo”.

2.-MEDITACIÓN:

Los mandamientos del Señor desbordan sabiduría; Él nos los ha dado como el camino para ser felices en esta vida y en la eternidad. Nosotros, como cristianos que somos, debemos reconocer que el amor puro y verdadero viene de Dios y, como hijos de Él, tenemos la capacidad de amar y de verlo en nuestros hermanos; porque lo más importante en la vida es el amor, que es lo que más vale ante los ojos de Dios y es el camino a su Reino.

3.- ORACIÓN:
Bendito y alabado seas Señor porque a través de tu Palabra me has enseñado que el amor al prójimo es el camino que me lleva a ti. Ayúdanos a ponerlo en práctica ya que el amor es paciente, es servicial, no es envidioso ni busca aparentar, no es orgulloso ni actúa con bajeza, no busca su interés, no se irrita, sino que deja atrás las ofensas y las perdona. Amén.

4.-CONTEMPLACIÓN-ACCIÓN:

Esta semana como amor al prójimo, hagamos una visita a un enfermo, ya sea de nuestra familia o nuestra comunidad, y orar por todas aquellas personas que aún no te conocen.

Elaborado por:  Escuela Bíblica de SJM